Le ofrecemos una lista práctica de preguntas básicas para formular antes de contratar a un abogado:
  • ¿Qué experiencia tiene en este campo?
  • ¿Alguna vez se ha encargado de un asunto como el mío?
  • ¿Cuáles son los posibles resultados de mi caso?
  • ¿Cuáles son mis alternativas para resolver este problema?
  • ¿Cuánto tiempo llevará resolverlo aproximadamente?
  • ¿Recomienda la mediación o el arbitraje?
  • ¿Cuáles son sus tarifas y con qué frecuencia me va a cobrar?
  • ¿Cuál es el monto aproximado de la cuenta total, con los honorarios y los gastos incluidos?
  • ¿Cómo me mantendrá informado sobre el proceso?
  • ¿Qué tipo de actitud tomará para resolver el problema: agresiva e inflexible, o más bien se inclinará a alcanzar un acuerdo razonable?
  • ¿Qué otra persona de su oficina trabajará en mi caso?
  • ¿Puede un abogado júnior o un asistente jurídico encargarse de una parte importante del trabajo legal por una tarifa más baja?